Irene Pavón muestra sus creaciones de bisutería en fimo

Estándar

La cordobesa, que ya ha tenido varios encargos, contempla su arte como hobbie para poder centrarse en sus estudios. Pendientes y adornos para el pelo o la ropa son algunos de los usos que la artesana da a sus trabajos

La buena artesanía no es sólo cosa de profesionales. Eso es lo que ha demostrado Irene Pavón, una joven cordobesa que se inició en el mundo de este arte hace unos años, cuando descubrió que podía darle un uso diferente a los objetos que a simple vista ya no servían. “Vi que mi madre, que es ceramista, también se dedicaba a pintar y a hacer cosas divertidas con cola y papel; así nos entreteníamos juntas todas las tardes”, explica la artesana.

Irene Pavón lleva en el cuello una de sus creaciones. / Sara Fernández.

Irene Pavón lleva en el cuello una de sus creaciones. / Sara Fernández.

Hace tres años que Irene descubrió el fimo (masa polimérica), una pasta moldeable que al meterla en el horno a determinada temperatura se endurece. “Empezé a hacerme mis propios complementos a mi gusto -explica la cordobesa- ya que, en general, la bisutería de las tiendas no suele gustarme”. Fue tras recibir buenas críticas al exhibir sus creaciones cuando Irene pensó que sería buena idea que los demás pudieran disfrutar de sus diseños.

Bisutería, pendientes, adornos para el pelo o para la ropa son algunos de los usos que la artesana le da a sus creaciones. Además, en sus trabajos con masa polimérica combina distintos materiales: “Las imágenes en papel impreso combinadas con la masa dan como resultado imágenes de alta calidad, las ilustraciones de todo tipo son mi debilidad”, comenta Irene. La cordobesa trabaja también con plumas “de diferentes tamaños y colores, la mayoría pertenecientes a pájaros de nuestra fauna autóctona”, señala.

Una de las cajas de madera que la artesana forra con papel y cola. / Sara Fernández.

Una de las cajas de madera que la artesana forra con papel y cola. / Sara Fernández.

Irene, que se ha lanzado a experimentar con trabajos en alambre, es consciente de que ya existen artesanos muy buenos dedicados específicamente a este campo. “Prefiero dedicarme sólo al fimo, tengo muchos proyectos planteados: desde montar mis trabajos en distintas tiendas que se han ofrecido ofrecido, hasta lanzar una colección de collares cuyo diseño estoy terminando ahora”.

La artesana, que actualmente estudia Gráfica Publicitaria en la Escuela de Artes de Córdoba, centro donde recibe influencia e inspiración, contempla su arte como un hobbie para poder centrarse en sus estudios, aunque ya ha tenido y tiene varios encargos personalizados. Como planes de futuro, la cordobesa desea montar su propio negocio, “pero es solo un sueño, ya que es muy difícil vivir de la artesanía de este tipo y mas en los tiempos que corren”. Por ahora, la artesana se conforma con su negocio a pequeña escala y con poder lucir sus propios complementos a su gusto.

Pendientes dilatadores y falsos dilatadores hechos de fimo. / Sara Fernández.

Pendientes dilatadores y falsos dilatadores hechos de fimo. / Sara Fernández.

Según Irene, el principal problema de la artesanía hoy día es el poco valor que tiene para la mayoría de las personas y el bajo precio de venta de la bisutería en general en los grandes almacenes. “A mí me gusta explicar que mis pequeños trabajos nacen de mi imaginación y que suelen ser diseños exclusivos, que no reproduzco dos veces -explica la cordobesa-; y dentro del precio van mis horas de trabajo, los materiales y el propio diseño que cada persona invierte en cada pieza”.

Los trabajos de esta artesana están publicados en su blog personal: http://cosasdelapecosa.blogspot.com.es/ “Reconozco que lo tengo un poco desactualizado porque quiero darle un nuevo lavado de cara, pero conservaré la misma dirección”, aclara Irene. Otro lugar en el que se pueden contemplar sus creaciones y que también está teniendo mucha difusión es en la red social Facebook: https://www.facebook.com/CosasDeLaPecosa.

FUENTES: Foto y texto propios.

El festival Navidades sin Fronteras y sus artesanías llegan a Sevilla

Estándar

Hasta el domingo 6 de enero de 2013 permanecerá abierto al público el Festival Navidades sin Fronteras, situado en los jardines del Paseo de Cristina, junto a Puerta Jerez (Sevilla). El festival está ordenado en varias zonas.

Uno de los encargados entrega un folleto informativo a dos de los visitantes en la recepción del festival. / Fotografía: Sara Fernández.

Uno de los encargados entrega un folleto informativo a dos de los visitantes en la recepción del festival. / Fotografía: Sara Fernández.

La primera es la que ocupa los puestos de artesanía, donde los visitantes pueden encontrar numerosos artículos artesanales asequibles para todo tipo de bolsillo y adecuados para ofrecer de regalo en estas fechas. Una segunda parte está dedicada a la gastronomía, en la que se pueden encontrar diversos productos navideños de distintas nacionalidades.

Por último, la tercera zona cuenta con un escenario que acoge actuaciones musicales, de teatro, y un nacimiento diseñado por la Asociación de Comerciantes del Belén (ACOBE) que recrea siete monumentos de la capital hispalense creados por pacientes trasplantados de la Asociación Belén de la Solidaridad.

Los visitantes admiran las miniaturas que recrean monumentos sevillanos. / Fotografía: Sara Fernández.

Los visitantes admiran las miniaturas que recrean monumentos sevillanos. / Fotografía: Sara Fernández.

Recreación en miniatura de la Pasarela de Sevilla. / Fotografía: Sara Fernández.

Recreación en miniatura de la Pasarela de Sevilla. / Fotografía: Sara Fernández.

Recreación de la Plaza del Salvador. / Fotografía: Sara Fernández.

Recreación de la Plaza del Salvador. / Fotografía: Sara Fernández.

FUENTES: Foto y texto propios.

La XIX edición de la Feria de los Belenes adelanta la Navidad en Sevilla

Estándar

El evento, que habitualmente se ha celebrado en la Plaza de San Francisco, se traslada de nuevo a la Catedral. Los visitantes podrán disfrutar de la feria hasta el 23 de diciembre.

Las figuras de los belenes salen de sus cajas antes de Navidad para adornar y engalanar el centro de Sevilla. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha inaugurado una nueva Feria del Belén, junto con la delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, y el presidente de la Asociación de Comerciantes del Belén de Sevilla (Acobe), Santiago Fernández Retamosa.

Este año los quioscos de los vendedores de artesanía navideña, que siempre han estado emplazados en la Plaza de San Francisco, vuelven a montarse en el entorno de la Catedral, concretamente en Fray Ceferino González.

Uno de los vendedores muestra a los visitantes los productos de su quiosco. / Fotografía: Sara Fernández.

Uno de los vendedores muestra a los visitantes los productos de su quiosco. / Fotografía: Sara Fernández.

La Delegación de Fiestas Mayores del Ayuntamiento tomó contacto la semana pasada con los responsables de Acobe, organizadora de este mercado eventual, para buscar un espacio comercial adecuado para la feria.

Según los representantes municipales, los miembros de Acobe facilitaron incluso los planos de la calle Fray Ceferino González para explicitar cómo sería la colocación de los 29 puestos que conforman la feria, de forma que el Ayuntamiento aceptó la propuesta y ha accedido a ofrecer ese sitio a los comerciantes.

Un joven da los últimos retoques a las miniaturas de sus belenes. / Fotografía: Sara Fernñandez.

Uno de los artesanos da los últimos retoques a las miniaturas de sus belenes. / Fotografía: Sara Fernñandez.

Este año la feria está formada a por trece artesanos, con un total de 28 expositores en los que se venden exclusivamente nacimientos elaborados de forma artesanal.

“Esta es, sin duda, una de las mejores fórmulas para que los ciudadanos conozcan una de las tradiciones más arraigadas de nuestro país”, explica uno de los vendedores de belenes, cuyos productos de stand son de lo más variado: “mis artículos artesanales van desde lo más económico, como puede ser un belén en una caja de cerillas, hasta productos menos asequibles como un belén a tamaño real”.

Los visitantes podrán disfrutar de la XIX Feria de los Belenes de Sevilla entre el 11 de noviembre y el 23 de diciembre y podrán adquirir productos realizados artesanalmente entre los que se puede encontrar todo lo necesario para la decoración navideña y el montaje del belén.

FUENTES: Foto y texto propios.

La Alameda de Sevilla se ilumina esta Navidad

Estándar

El Ayuntamiento ha sumado este jardín público al grupo de calles iluminadas en las fiestas de este inverno. La zona ha sido decorada con stands de artesanía y gastronomía que facilitan las compras de estos días.

La Alameda de Hércules es otro de los puntos de Sevilla donde, tradicionalmente, el Ayuntamiento permite la instalación de un mercadillo navideño, y este año no iba a ser menos. La zona, que este año se ha sumado al grupo de calles iluminadas de la ciudad, ha sido decorada por Las Brujas Eventos para la ocasión con stands en los que la artesanía y la gastronomía hacen más fáciles las compras de estos días.

Visitantes observan los productos de los stands navideños de la Alameda. / Sara Fernández.

Visitantes observan los productos de los stands navideños de la Alameda/ Sara Fernández.

“Se trata de un mercado típicamente navideño, inspirado en el estilo de los del centro de Europa”, explica uno de los artesanos, en cuyo stand se pueden encontrar todo tipo de artesanías en cuero.

Así, la organización de la plaza se ha configurado en forma de circuito al estilo de una galería abierta, pero a su vez cubierta, para que tanto el expositor como los clientes estén a salvo de las inminentes lluvias.

Además, Las Brujas Eventos ha colocado un gran árbol de Navidad que, colocado en el centro y rodeado de todos los stands, cumple su función navideña a la vez que corona la decoración de la Alameda.

La zona cuenta también con atracciones para los niños, como castillos inchables, tiovivos y paseos en camello con un guía, que es la gran novedad de este año. Además, los más pequeños podrán disfrutar también de un aula de naturaleza y otros talleres de índole similar.

Al final de la tarde, las actividades en la Alameda continúan. / Sara Fernández.

Al final de la tarde, las actividades en la Alameda continúan / Sara Fernández.

Un último detalle que debe ser señalado es la instalación del ‘trenecito’, un conjunto de vagones dispuestos en forma de pequeño tren con ruedas que da un paseo a sus ocupantes por toda la Alameda y llega hasta la Plaza de la Encarnación.

El evento fue inaugurado ayer día 3 de diciembre y los visitantes podrán disfrutar de él hasta el 6 de enero de 2013.





FUENTES: Foto y texto propios.

Vendedores ambulantes inauguran la carpa navideña con cuatro puestos de artesanía

Estándar
  • Este año se reducen a la mitad los puestos de Navidad ubicados en el Paseo de la Victoria.
  • La carpa ofrece artículos para regalo, animaciones y actuaciones musicales.
Uno de los puestos de la carpa, especializado en miel ecológica, aceites y jabones naturales. / Fotografía: Sara Fernández

Uno de los puestos de la carpa, especializado en miel ecológica, aceites y jabones naturales. / Fotografía: Sara Fernández

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, y el presidente de la Unión de Vendedores Ambulantes (Uvaco), Salvador Medrano, inauguraron ayer la carpa navideña instalada en el Paseo de la Victoria. Como en años anteriores, 63 vendedores ofrecerán sus productos hasta el 6 de enero entre las 10.00 y las 22.00 horas.

El presidente de Uvaco, Salvador Medrano, afirmó ayer que confía en que se mantengan las ventas a pesar de la crisis. Para ello ha preparado un programa de actividades durante todo el día, con música en directo y animaciones infantiles que se realizarán durante los fines de semana. Como novedad, en esta vigésimo primera edición Uvaco tiene previsto destinar a Cáritas el presupuesto reservado a regalos para los visitantes.

Un cliente observa los artículos artesanales de uno de los puestos. / Fotografía: Sara Fernández

Un cliente observa los artículos artesanales de uno de los puestos. / Fotografía: Sara Fernández

Este año son cuatro los puestos de artesanías que ofrece la carpa. A pesar de que estos productos suelen ser más caros frente al resto de stands, el presidente de la asociación ha asegurado que estos puestos ofrecerán todo tipo de artículos, “especialmente para regalo y para cualquier tipo de bolsillo”. Uno de los vendedores que se encuentra instalado en la carpa explicó que las ventas “a pesar de la crisis, este año se esperan mayores que el anterior, con motivo de las novedades y mejoras que hemos incluido”.

Este artesano, dueño de un stand de bolsos, subrayó la oportunidad de “tener un lugar fijo unas semanas para vender nuestros productos, que la gente si quiere visitarnos sepa donde encontrarnos”, y apuntó desde su experiencia que “el hecho de tener nuestro espacio de venta -pues muchos de nosotros no contamos con un local propio- es importante para la estética del negocio”. Una de las artesanas indicó que “esperamos que este año vaya bien la venta, porque el año pasado ya estuvo bien”. La vendedora ofrece en su stand artículos de bisutería como collares y pendientes, y precisó que estos suelen ser objetos “que la gente compra mucho en Navidad como obsequio de regalo”.

Una visitante observa con curiosidad los productos artesanales que ofrece la carpa. / Fotografía: Sara Fernández

Una visitante observa con curiosidad los productos artesanales que ofrece la carpa. / Fotografía: Sara Fernández

Por su parte, los primeros clientes que estrenaron la carpa tras su inauguración se han mostrado satisfechos con los stands de este año, que se diferencian de años anteriores por su gran pluralidad en cuanto a oferta de productos.

“Los puestos son más originales, otros años me costaba diferenciarlos entre sí” comenta Roxana, una cordobesa que admite no haber comprado nunca regalos de Navidad en esta carpa pero que afirma que este año “más de uno caerá, ya le compré ayer un juguete de madera a mi hermano y hoy vengo a buscar un gorro de punto para mi madre”.

FUENTES: Foto y texto propios.

Cooperativismo y comercio, las nuevas rutas de la costura artesanal

Estándar
  • El taller artesanal de Paula Molero lanza una línea ecológica de diseños propios para todo tipo de público.
  • La artesana propone dar al negocio un nuevo aire comercial en el que primen la cooperación, la actividad lúdica y el dinamismo.
  • La profesional reivindica la plaza de La Corredera, ubicada en el centro de Córdoba, como espacio cultural y educativo donde los artesanos puedan desarrollar su función y despertar “el interés dormido de los ciudadanos.
En su taller, la artesana Paula Molero elige las telas para un nuevo diseño. / Foto: Sara Fernández

En su taller, la artesana Paula Molero elige las telas para un nuevo diseño. / Foto: Sara Fernández

Casa de Costura es el nombre del taller de la artesana Paula Molero, una cordobesa que eligió, hace ya más de 30 años, dedicarse a la profesión de las mujeres de la familia: la costura. “Mi bisabuela, mi abuela, mi madre, todas han sido o costureras o bordadoras, pertenezco a una familia artesana”, explica Paula. Tras un largo periodo profesional trabajando para grandes empresas del mundo de la costura y confeccionando ropa para pasarelas de moda como la Pasarela Cibeles, la artesana decidió montar su propio taller de costura y ubicarlo en su ciudad, Córdoba.

Vestidos, abrigos, cojines, cualquier prenda u objeto relacionado con el tejido y la costura pueden adquirirse en este taller, donde Paula desarrolla una línea ecológica de dedicación artesanal a partir de telas naturales y no sintéticas. Además, el negocio cuenta con su propia página web http://www.etsy.com/shop/PalomaPovedano desde donde el cliente puede ver y comprar cualquier artículo de la temporada. “Nos hemos anunciado también en el buscador comercial ‘Córdoba Click’, pero en realidad lo que nos sigue dando mejor resultado es el boca a boca”, aclara la profesional.

La profesional muestra cómo se lleva a cabo la elaboración artesanal de sus diseños. / Fotografía: Sara Fernández

La profesional muestra cómo se lleva a cabo la elaboración artesanal de sus diseños. / Fotografía: Sara Fernández

Para Paula, la artesanía es “una de las mejores salidas profesionales que existen para cuidar nuestro patrimonio y el medio ambiente; es una forma de vida”. A pesar de ello, la artesana opina que no es posible para un artesano pagar los impuestos que se exigen al ciudadano hoy día, “hace falta cooperativismo, si el Ayuntamiento y la ciudad no ayuda al artesano, si no hay subvenciones, el artesano dificilmente podrá hacer frente a las tasas exigidas”.

En este sentido, la artesana propone la plaza de La Corredera, uno de los lugares más emblemáticos de Córdoba y situado en el centro de la ciudad, como espacio cultural, artesanal y educativo donde los profesionales puedan desarrollar sus dotes artísticas de cara al público y despertar en éste “el interés dormido por este arte”.

Paula prueba de uno de sus diseños de nueva temporada a una clienta. / Fotografía: Sara Fernández

Paula prueba de uno de sus diseños de nueva temporada a una clienta. / Fotografía: Sara Fernández

El mercado artesanal de El Zoco, no es suficiente, según Paula, para la proyección que necesita hoy día la profesión. “Es cierto que Asociación de Artesanos está haciendo muchas cosas por el sector, pero deberían llevar a cabo nuevas iniciativas”, apunta la artesana. Así, Paula apuesta por dar un aire nuevo y más comercial al negocio artesanal, partiendo de la base de la cooperación, la actividad lúdica y el dinamismo como pilares de este nuevo enfoque empresarial.

“La unión de personas es la fuerza de esta profesión, el oficio de la costura podría unirse con el oficio del teatro y llevar a cabo puestas en escena en cooperación, que beneficie a ambos”, comenta la profesional. Sin embargo, Paula es consciente de que, para lograr una salida comercial en la profesión es necesaria una subvención: “Sin dinero en metálico para empezar a producir y dar vida a un proyecto, no hay nada que hacer; hay ideas, pero no ayudas”.

FUENTES: Foto y texto propios.

Naturaleza y artesanías se unen cada domingo en el Botánico

Estándar

Los puestos de flores y manualidades están abiertos al público hasta el medio día, cuando tienen lugar las actividades para niños. La entrada al recinto es de un euro.

Los domingos, a partir de las diez de la mañana, el Jardín Botánico presta su plaza central al ‘Mercado de las Flores y la Artesanía’ para deleitar al público una amplia variedad de manualidades rodeada de naturaleza.

Una de las artesanas explica a un visitante el proceso natural que utiliza para elaborar sus productos. / Sara Fernández.

Una de las artesanas explica a un visitante el proceso natural que utiliza para elaborar sus productos. / Sara Fernández.

El área de promoción sociocultural del Botánico, que cada año cuenta con una programación cultural diferente, ha puesto en marcha esta iniciativa con intención de mantenerla a lo largo del año, de manera que se constituya como ítem identificativo del Jardín. Asimismo, se han planteado distintas actividades con niños entre seis y 12 años que mezclan artesanía y naturaleza para continuar en la labor de difundir la conservación y el respeto al medio ambiente, a la vez que se incentiva el conocimiento y el uso del Jardín Botánico.

Junto a los puestos de flores, recién recogidas de los invernaderos, están colocados los puestos de los artesanos: cuero, croché, fimo, filigrana de papel, pirograbado, jabones naturales… Cada puesto puede ofrecer distintas artes, cada uno tiene su toque personal. Aunque la mayoría son artesanos locales que trabajan exclusivamente en este arte, otros son foráneos que acuden los domingos a su puesto o personas que dedican su tiempo a realizar manualidades como pasatiempo o hobby.

“Pasea por el huerto, pisa el césped, compra plantas para la terraza, compra cositas para tu casa, entra en el museo de etnobotánica, en los invernaderos… ¡Y vuelve el próximo domingo!”, dice Carmen, mientras muestra alegremente su bisutería de papel a los clientes.

FUENTES: Foto y texto propios.